jueves, 18 de junio de 2015

HJALMAR SCHACHT EL AGENTE ROTHSCHILD EN LA ALEMANIA NAZI


Hjalmar Schacht (1877-1970), era un brillante economista del entorno de la poderosa familia financiera de los Warburg, fue presidente del ReichsBank (el Banco Central Alemán) desde 1922 hasta 1930, año en que asume la presidencia del Banco de Pagos Internacional con sede en Basilea (Suiza) junto con el Gobernador del Banco de Inglaterra, el Barón de Norman (1871-1950) . Los dos amigos personales y en la órbita de influencia de la familia Rothschild (la élite de la élite). Es Schacht una figura clave en la financiación del Partido Nazi desde esa misma fecha, en 1930 ya había órdenes por parte de la élite globalizadora de apoyar el ascenso de Hitler al poder, hasta entonces financiado por la Sociedad Thule, una sociedad secreta marcadamente esotérica y nacionalista, compuesta por elementos de la alta finanza y de la nobleza alemana.
Pero tratemos antes de entrar en materia, muy brevemente el asunto de este misterioso Banco de Pagos Internacional y digo misterioso porque este banco con un poder inmenso ha estado operando discretamente en la sombra, alejado de la publicidad masiva de los medios de comunicación propiedad de la élite financiera. El Banco de Pagos Internacional (BPI) es el banco central de los bancos centrales de los principales países del mundo controlados por la élite. Estados Unidos, Japón,Gran Bretaña, Canadá, Sudáfrica, Francia, Alemania, España, Italia, Suiza, Suecia... y así hasta sesenta países repartidos por todo el mundo.Este banco regula la política monetaria europea y de los Estados Unidos, no responde a la legislación concreta de ningún país y es propiedad del reducido grupo de familias propietaria de : Reserva Federal de los Estados Unidos, Banco de Inglaterra y de lo que hoy se conoce como Banco Central Europeo. El BPI es la respuesta a la crisis del 29 dirigida e implementada por ellos mismos, crisis de la cual obtuvieron mayor control, recordad la palabra, mayor control, control y más control sobre la economía mundial.

Hjalmar Schacht

En 1930 se habían conseguido alguno de los objetivos de su agenda globalista, se había creado y financiado el comunismo para que sirviera de válvula de escape de la nueva clase obrera y con él se había destruido el régimen zarista en Rusia. Se había fomentado el estallido de la Primera Guerra Mundial para terminar de desmantelar los antiguos imperios decimonónicos y se había conseguido el endeudamiento de todas las naciones con la élite financiera. A su vez se habían establecido las primeras organizaciones supranacionales, Sociedad de Naciones y el propio Banco de Pagos Internacional, que servirían a sus fines como una óptima herramienta de control sobre la soberanía cada vez más paupérrima de las naciones. La creación y financiación del fascismo italiano, ( tal como relatan los papeles del espionaje británico desclasificados recientemente), era el banco de pruebas que la élite establecía para determinar la viabilidad de una corriente política que terminara con el comunismo ahora que había cumplido su tarea de acabar con la Rusia Zarista y amenazaba a las repúblicas liberales occidentales con la revolución proletaria. El fascismo no solo sería el dique de contención de “las hordas rojas”, también podría ser el ariete para la consecución de ese Nuevo Orden Mundial tan ansiado por la oligarquía financiera.
La figura de Hitler fue analizada concienzudamente por la élite y 1930 marcaría un punto de inflexión con la renuncia de Hjalmar Schacht a la Presidencia del Reichsbank ese mismo año y su activa participación en la recaudación de fondos para la campaña electoral del Partido Nazi y también en las prácticas de “lobby” que hizo en las dependencias presidenciales para intentar convencer al Presidente Hindenburg (1847-1934), de que Hitler era el hombre que debería dirigir los destinos de Alemania. Hitler en las elecciones de Noviembre de 1932 había sido el más votado con casi 12 millones de votos, pero el Presidente de la República, continuaba reticente a ceder la Cancillería Alemana al líder nazi. La participación de Schacht fue activa y decidida en apoyo de Hitler en aquel punto de la Historia previo a la toma del poder político por parte del Partido Nazi en Enero de 1933. La presión de la élite financiera los meses previos a la decisión de Hindenburg fue total y canalizada a través de la persona de Hjalmar Schacht, estrechamente ligado a la familia de financieros Warburg. 

Max Warburg

El profesor Anthony Sutton ( ver video que adjuntamos al final de este artículo ) en su obra “Wall Street and the rise of Hitler” prueba documentalmente como una vez Hitler en el poder, JP Morgan, TW Lamont, Rockefeller a través de General Electric Company, Standard Oil, National City Bank, los bancos Chase y Manhattan Bank, Kuhn, Loeb and Company, y docenas de otros intereses empresariales, lo apoyaron y subvencionaron.
A partir de 1933, Max Warburg participa directamente en la dirección financiera del estado Nazi formando parte del Consejo de Administración del Reichsbank, bajo la supervisión de Hjalmar Schacht de quién está muy próximo. El 29 de marzo de 1933, Erich, el hijo de Max, envía un telegrama a su primo Frederick Warburg, entonces director de una parte de la red ferroviaria de los Harriman en Estados Unidos. Le pide a Frederick usar toda su influencia para detener las actividades anti nazis en EE.UU, de hecho, los Warburg tienen el control político y financiero del influyente American-Jewish Committee. 

Prescott Bush

Ese mismo año, Max Warburg negocia un importante pacto para la creación de un trust encargado de la exportación de todos los productos alemanes hacia los EE.UU. Este trust agrupa 150 empresas y es guiado por la Harriman International & Co. Los tratos reúnen a Hjalmar Schacht, ministro nazi de economía, Max Warburg, Kurt Von Schroeder y al abogado titular de los principales bancos nazis a lo largo de los años 30, el que sería en un futuro Secretario de Estado Estadounidense, John Foster Dulles (1888-1959). Dulles era el hermano mayor del futuro director de la CIA, Allen Dulles ( 1893-1969 ), una familia íntimamente ligada a la élite globalista. Cabe destacar también que un empleado de la poderosa familia Harriman era Prescott Bush (1895- 1972), padre y abuelo de los Bush ex-presidentes de los Estados Unidos y por aquel tiempo Director de la Union Banking Corporation, propiedad de los Harriman , la UBC fue condenada posteriormente por financiar a la Alemania Nazi. El desarrollo de la política de Hitler se tornó en los años siguientes marcadamente hostil con el sector sionista de la élite financiera una vez la economía alemana ganó músculo, llegando incluso a desposeer de sus bienes en Alemania y encarcelar al Barón Louis de Rothschild en 1938 y apartando a Schacht de su puesto de Gobernardor del Reichsbank en 1939. La élite había tenido un error de cálculo con Hitler, pensaron que podían utilizarlo como ariete contra el comunismo soviético y que podría ser controlado. Nada más lejos de la realidad cuando se dieron cuenta ya era demasiado tarde para detener el comienzo de una de las mayores catástrofes de la humanidad, la Segunda Guerra Mundial. En los años que siguieron, Schacht fue acusado de estar implicado en el intento de asesinato de Hitler, el 20 de Julio de 1944 y fue internado en el campo de concentración de Dachau, hasta su liberación por parte de los aliados. Acusado en los Juicios de Nuremberg, Schacht fue absuelto, siguiendo ligado al sector financiero hasta su fallecimiento.



Fuentes: 












No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.