miércoles, 5 de agosto de 2015

PABLO IGLESIAS ES DISIDENCIA CONTROLADA, DESCÚBRELO.


Me gustaría hoy haceros una breve reflexión sobre un reciente vídeo en el cual se vuelve a demostrar con hechos palpables que el líder de PODEMOS forma parte de esa DISIDENCIA CONTROLADA por la élite del poder. Hablamos siempre de la cúpula no de las bases formadas en su mayoría por personas muy valiosas y con la mejor de las intenciones que han visto con estupefacción como sus propuestas, mejores incluso que las promovidas por la cúpula, son silenciadas sistemáticamente. Para Pablo Iglesias, líder de la cúpula de PODEMOS no hay salida del sistema deudocrático, “no hay medios ni herramientas” para luchar contra este sistema financiero que nos empobrece cada día un poco más. “ Si nosotros ganamos los enemigos fundamentales no van a estar en el EUROGRUPO, van a ser las élites locales”. Comentario del propio Pablo Iglesias realizado en el minuto 4:00 del vídeo que podéis ver a continuación:



Ay, Pablo, Pablo que se te ve el plumero. ¿ Que hay del pueblo, Pablo ?. ¿ Acaso hay algo que tenga más poder históricamente que un pueblo unido despojado de etiquetas mediáticas y propagandísticas, teniendo claro cual es su verdadero enemigo y su objetivo?. LIDERADO CLARO ESTÁ, POR GENTE NO SECTARIA, VALIENTE Y COMPROMETIDA DE VERDAD CON SU PUEBLO Y NO CON EL JUEGO POLÍTICO, en España, en Europa y en todo el Mundo. ¿Acaso Varoufakis no tenía un plan para que Grecia retornara al Dracma y conquistara de esa manera su libertad y prosperidad real a medio plazo, alejado de esas élites perversas?. ¿ Dónde está Varoufakis en este momento Pablo, tras “la espantá” de Tsipras ?.
Pues eso Pablo, el problema no son las élites, es el pueblo aletargado, seducido por discursos políticos como el tuyo que le animan a que siga durmiendo para que nada cambie. Cuando el verdadero poder de este mundo no está en un fondo de inversión, en un banco o en la casa presidencial de turno, el verdadero poder de este mundo es el que emana de un pueblo unido, consciente de sí mismo, compacto, un pueblo que tenga claro cual es su enemigo, un pueblo liberado de etiquetas, de izquierdas y de derechas, de “progres” y de “fachas”, un pueblo harto de las etiquetas ideadas por la élite, unos “mantras” repetidos una y otra vez hasta la extenuación por los políticos oportunistas de turno, servidores fieles de esos intereses sectarios. Un pueblo liberado de sus prejuicios y de sus cadenas políticas y mediáticas. A eso hay que aspirar, no a decir que aquí no puede cambiar nada, no se puede, es imposible, no tocar al EUROGRUPO, que viene el lobo Le Pen, bla, bla, bla. Palabrería insustancial sin ninguna base práctica que solucione los problemas reales que amenazan a las personas. ¿ Dónde está Varoufakis, Pablo ?. ¿ Qué ha hecho la élite con Varoufakis, Pablo ?, ¿es el miedo una opción Pablo ?, pregúntaselo a tu amigo Tsipras, dado que al parecer estáis en la misma onda del “no hay nada que hacer”, “postrémonos de rodillas ante el amo”. Va a ser que eso de arrodillarnos no va a ser posible, no va conmigo ni con la inmensa mayoría de mis lectores, no son necesarias “ más piezas de ajedrez para el tablero” Pablo. Sólo hace falta dignidad humana, honor y saber caminar siempre junto a tu pueblo hasta donde sea preciso, sin ninguna otra prioridad ni “politiqueo”. Derribando esas “barreras enormes” que Pablo ve infranqueables.











No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.