lunes, 15 de junio de 2015

LAS RAZONES DEL MAGNICIDIO DEL PRESIDENTE KENNEDY AL DESCUBIERTO

22 de Noviembre de 1963 (un mes 11, nuevamente), el Presidente de los Estados Unidos, John Fitzgerald Kennedy es asesinado en Dallas (Texas). El magnicidio es atribuido a Lee Harvey Oswald (1939-1963),un supuesto “lobo solitario” disgustado por la política de Kennedy contraria a la invasión de la Cuba Castrista, el caso es que Oswald aseguró ser “un cabeza de turco”, oportunamente Oswald fue tiroteado y asesinado dos días después por Jack Ruby (1911-1967) un mafioso de poca monta con relaciones estrechas con “las cloacas” de los servicios de seguridad Estadounidenses. Rubi a su vez es encontrado muerto en su celda menos de cuatro años después de asesinar a Oswald, cerrándose así el circulo “de los peones prescindibles”.
Evidencias encontradas en investigaciones independientes posteriores revelaron que sencillamente el asesinato de Kennedy fue imposible de realizar por un solo tirador. Las pruebas de las trayectorias y de los impactos de bala en el cuerpo del Presidente así lo demostraban. La realidad es que Kennedy fue “cazado” en un fuego cruzado como mínimo efectuado por tres tiradores expertos, que huyeron mezclándose entre la multitud desorientada por el crimen que acababan de presenciar. Fue “una operación negra” de principio a fin, perpetrada por elementos vinculados supuestamente con los servicios secretos. ¿ Por qué Kennedy era tan peligroso para la élite hasta el punto de ordenar su asesinato?. 


John F. Kennedy segundos antes de ser asesinado en Dallas 22/11/1963

El hecho de aupar al poder a un dirigente político no les garantiza su fidelidad, el individuo una vez en el poder puede tomar “la peligrosa” decisión de querer pensar por sí mismo y cambiar unas reglas de oro que suponen unas lineas rojas para la élite luciferina promotora del sistema usurocrático especulativo que nos gobierna. Ese fue el caso de Kennedy, JFK procedía de una familia tradicionalmente de gran peso político y empresarial, su padre Joseph Patrick Kennedy (1888-1969), fue Embajador de Estados Unidos en Gran Bretaña entre 1938 y 1940. La influencia de la familia Kennedy en el Partido Demócrata era notoria, muy relevante. La élite financiera no tuvo inconveniente en financiar la ascensión de su hijo John hasta el poder el 20 de Enero de 1961. ¿ Qué sucedió entonces?. ¿ Qué había fallado si JFK era parte del club de familias de la élite del poder como tantos otros Presidentes pasados y futuros ?.


JFK se había ganado la hostilidad de los sectores más conservadores del poder en Norteamérica. Kennedy siguió una política de apaciguamiento en sus relaciones con el bloque soviético ganándose la desaprobación cuando no la hostilidad abierta de la élite militar del país. Su negativa a apoyar a la disidencia cubana en la invasión de Bahía Cochinos (Cuba) en Abril de 1961, puso en evidencia a muchos mandos tanto de la CIA como del ejército. Su defensa de la integración racial y los derechos civiles le creó una gran enemistad entre los gobernadores sureños. Realmente la gota que colmó el vaso o realmente sería más ajustado decir las dos gotas que colmaron el vaso, fueron primero la renuncia explícita de Kennedy a implicarse en la Guerra del Vietnam, tal como demuestran los papeles desclasificados en Diciembre de 1997 por el gobierno Norteamericano. Kennedy en caso de ser reelegido en 1964 tenía la intención de realizar una retirada completa de las tropas estadounidenses que estaban en Vietnam desplegadas desde principios de los años 60 como “asesores militares”. Esto en el tablero del juego geopolítico era inadmisible para la casta militar estadounidense y para el sector armamentístico que vería como se borrarían de un plumazo sus expectativas de negocio en la zona. Los documentos desclasificados son unas 800 páginas de los archivos de la Junta de Jefes de Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de EE UU. "Todos los planes deben encaminarse a preparar a las fuerzas de Vietnam del Sur para una retirada de las unidades de asistencia especial y del personal de Estados Unidos hacia finales del año l965", dice un informe del General Maxwell Taylor, jefe entonces del Estado Mayor. "Ejecuta el plan para retirar a 1.000 efectivos militares norteamericanos para finales de l963", continúa el informe, fechado el 4 de octubre de 1963. En aquellos momentos EE UU contaba con 16.300 "asesores" en Vietnam, una cifra que cinco años después se elevó a 536.000.


La segunda gota que colmó el vaso de la paciencia de la élite fue la beligerancia de Kennedy con el sistema de la Reserva Federal vigente desde 1913 desde que el Presidente Wilson literalmente vendió la soberanía del pueblo estadounidense, la capacidad para emitir su moneda nacional a un grupo reducido de los banqueros más poderosos del planeta. Kennedy firmó meses antes de su asesinato en ese mismo año, el 4 de Junio de 1963 la orden ejecutiva 11110 que daba competencias al Gobierno para emitir moneda a través del Tesoro. El Gobierno podía expedir “certificados de plata” en base a las reservas de plata del Tesoro. Esta emisión de moneda podría realizarla el Gobierno saltándose las competencias de la Reserva Federal sin ninguna traba. Esta orden ejecutiva nunca ha sido revocada pero curiosamente unos meses después del fallecimiento de Kennedy estos “certificados de plata del tesoro” dejaron de emitirse. Y ningún Presidente desde entonces ha vuelto a hacer uso de los mismos. Kennedy había dado una patada al avispero financiero, trató de hacer lo que él creía justo sin dejarse dominar por la élite del poder. Por un lado era contrario a implicarse en guerras locales con el consiguiente perjuicio económico para la élite. Y por otro lado buscaba vías alternativas de financiación apoyado en el Tesoro y alejado del “juego” de la Reserva Federal. Era demasiado para la élite luciferina. La suerte de JFK ya estaba echada aquel mediodía de Noviembre en Dallas, Kennedy, el hombre que se opuso a la élite, era asesinado.


Fuentes:






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.