lunes, 15 de junio de 2015

LOS GRILLETES DEL DIOS DINERO


Vivimos inmersos en nuestros quehaceres diarios, en nuestras rutinas cotidianas, en la supervivencia en un mundo cada vez más controlado, cada vez más superficial, cada vez más dócil e influenciable por la oligarquía dirigente. Mediante sus medios de comunicación la gran masa permanece adormecida, anestesiada, distraída y en definitiva aborregada. No es casual, la élite gasta miles de millones de dólares en toda una maquinaria comunicacional orientada en última instancia a una sola función, una sola palabra. CONTROL. Han conseguido una sociedad esclava del sistema que no sólo desconoce que es esclava si no que incluso está dispuesta a defender el sistema del Dios Dinero. Mercados financieros, deuda externa, derivados financieros, prima de riesgo, hipotecas, todo este entramado especulativo está tejido bajo la batuta de la oligarquía financiera propietaria del sistema. La oligarquía financiera controla con mano de hierro a políticos y medios de comunicación y con ellos a países enteros. Su poder material es absoluto, mediante la emisión desaforada de deuda y el cobro de intereses subyugan a toda la humanidad. Esta élite controla la emisión de las principales divisas mundiales, el dólar y el euro. Usan la “máquina de hacer dinero” a voluntad, endeudan a gobiernos y a familias en todo el mundo sometiéndolas a su control. El sistema en sí gira entorno al dinero, en vez de estar enfocado en el trabajo.
Vamos a plantear unas preguntas: ¿ Por qué el dinero debe generar dinero en sí mismo?, ¿ Por qué el dinero ha dejado de ser un instrumento de intercambio fruto del trabajo para convertirse en generador de riqueza por sí mismo ?. ¿ Por qué esto es una realidad inmutable, acaso beneficia al conjunto de la población ?. ¿ De qué sirve un gobierno si no tiene como primera prioridad el interés del pueblo del que sale elegido ?. ¿ A quienes sirven los mercados financieros y los bancos centrales, acaso son entidades públicas destinadas a mejorar las condiciones de los ciudadanos o están controlados por un reducido grupo de familias dueñas del sistema financiero ?. ¿ Por qué los amos del dinero pueden emitir todo el dinero que quieran sin rendir cuentas ante ningún gobierno y pueden prestárselo así mismos con total impunidad?. ¿ Por qué tiene que pagar el pueblo, los agujeros financieros de miles de millones de euros provocados por su codicia desmesurada ?. Estas preguntas son básicas, ¿ Por qué y para qué esta usurocracia especulativa ?. ¿ Hasta cuando vamos a aguantarla ?.


Uno de los muchos ejemplos que podemos exponer sobre las contradicciones de este sistema financiero sería el siguiente: Imaginaros la Empresa con los mejores trabajadores, la mejor tecnología y el mejor producto imaginable, pues bien si se produce una situación de crisis como la actual, esa empresa deja de ser rentable no por culpa de los trabajadores, ni de la Empresa, ni el producto, ellos hacen el trabajo más excelente, deja de ser rentable por que la élite decide que el pueblo pague el agujero de millones de dólares provocado por ellos mismos, reduciendo el poder adquisitivo de la masa esclavizada. Lo que hace que el consumo se reduzca y se encarezcan los costes de producción hasta tal punto que aquella Empresa que trabajaba con absoluta excelencia se vea obligada a cerrar por la codicia de los amos del sistema financiero, obligada a cerrar haciendo una labor y vendiendo un producto excelente, ese es el mejor ejemplo del sistema en el que vivimos, el valor y la calidad del trabajo está por debajo del dinero y sus derivados especulativos.
La calidad del trabajo es totalmente irrelevante comparada con la especulación del dinero, inadmisible si queremos tener un futuro en libertad.
El trabajo debe volver a ser el elemento generador de progreso de las comunidades humanas y no la especulación y la usura, el dinero en sí mismo jamás debe ni puede producir riqueza, el trabajo produce riqueza este es el único camino para conseguir romper nuestras cadenas y recuperar nuestro futuro, el único camino.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.